Internacionales: Los pesticidas han llegado hasta la antartida

image

EFE/DPA.- Los datos científicos recogidos por el trineo de
viento, el vehículo eólico del explorador
Ramón Larramendi, que se encuentra
actualmente circunnavegando Groenlandia ,
demuestran la existencia de contaminantes
orgánicos y pesticidas en la Antártida.
Lo asegura un estudio realizado a partir de
muestras recogidas durante una expedición al
continente helado. La investigación se presenta
esta semana en Basilea (Suiza), durante el
congreso anual que la Sociedad Europea de
Toxicología y Química Medioambiental (SETAC
2014) celebra del 11 al 15 de mayo.
La Antártida, ese “desierto helado, lejano e
impoluto, con barreras naturales que en teoría
lo protegen” es en realidad más vulnerable, ha
explicado Ana Cabrerizo, directora de este
estudio e investigadora del Instituto para el
Medio Ambiente y la Sostenibilidad de la
Comisión Europea. En el artículo también
participan Jordi Dachs, del Instituto de
Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua;
Ramón Larramendi, que lideró la expedición;
Juan Pablo Albar, del Centro Nacional de
Biotecnología (CSIC), que realizó la recogida de
los datos, y Gemma Caballero (IDAEA-CSIC).
Los resultados de este estudio, dicen sus
autores en un comunicado de prensa, ponen
de manifiesto cómo el ser humano está
perturbando la biosfera. Las sustancias que los
investigadores han señalado como
contaminantes orgánicos “en el aire, la nieve,
el agua, la vegetación o las redes tróficas de
los organismos en la Antártida marítima” son
bifenilos policlorados y pesticidas
organoclorados.
Desplazamiento de partículas
Dichas partículas contaminantes, de una vida
media-larga, no quedan “atrapadas” en la nieve
como en un principio se creía, retrasando así
su llegada a la meseta antártica, sino que se
van moviendo de las regiones templadas a las
más frías.
El trineo de viento pudo realizar un muestreo
atmosférico en un recorrido que va desde la
Estación Novolazarevskaya, a 75 kilómetros de
la costa, hasta el Glaciar Unión, cruzando el
Polo Sur durante 35 días.
El vehículo continuará recogiendo datos
científicos, esta vez en el interior de la isla de
Groenlandia, donde se encuentra investigando
las características de la nieve para el Instituto
Pirenaico de Ecología, tras haber recorrido
más de 500 kilómetros de los 5.000 previstos
para la ruta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s