Tecnología: Google le hace honor al Cubo de Rubik

image

Foto: Cubo de Rubik

El Pais.- El famoso ‘cubo mágico’ inventado por Ernő
Rubik en los 70 ha cumplido estos días 40
años , aunque su éxito y popularización no
llegara realmente hasta principios de la década
de los 80, cuando se fabricó y comercializó
masivamente.
Uno de los juguetes más admirados por
matemáticos y científicos, fueron
su simplicidad -cualquier niño puede
entenderlo y ponerse a jugar con él al instante-
pero a la vez complejidad -aprender a
resolverlo puede llevar días, semanas o meses-
las que lo hicieron verdaderamente ‘mágico’.
Eso y su aspecto colorido y abarcable al tacto,
además de ser un juguete barato y asequible.
Hasta la fecha se han vendido más de 350
millones de cubos de Rubik , sin contar con
las ‘copias pirata’ –que pueden haber sido
tantas o más. Su popularidad rivaliza con la del
Monopoly, el Trivial Pursuit y otros juegos
similares. Incluso hay quien dice que compite
junto con los tableros de ajedrez como ‘uno de
los juguetes que podrías encontrar en
cualquier casa’.
Problemas por resolver
A pesar de que el cubo de Rubik fue examinado
por los matemáticos con lupa durante los
primeros años de su existencia, algunos
problemas quedaban todavía por resolver.
Y aunque los aficionados a las competiciones,
autodenominados speedcubers (algo así como
‘cubistas de la velocidad’) resuelven el cubo
cada vez más y más rápido, todavía no se sabe
dónde están los límites. Esto ha dado origina a
algunas curiosidades interesantes:
1. Definitivo: 20 movimientos son
suficientes. hasta 2010 no se descubrió el
valor mínimo del llamado ‘algoritmo de Dios’ ,
que viene a ser algo así como la forma óptima
de resolver el cubo para cualquier posición
inicial de las 43.252.003.274.489.856.000
posibles. Ese número es 20.
Esto quiere decir que un cubo cualquiera, por
muy ‘revuelto’ que esté, puede resolverse
siempre como un máximo de solo 20
movimientos (giros), y que ninguna posición
requiere más que eso (aunque muchas
posiciones requieren menos).
Esto, naturalmente, es la teoría: en la práctica
para un ser humano la tarea es más
complicada y es normal usar 30 o 40
movimientos. El descubrimiento lo llevó a cabo
un equipo de programadores que publicó la
solución en Cube20.org . A colación de esto se
sabe que la posición más complicada o
desordenada que existe es el
llamado SuperFlip, que requiere precisamente
20 movimientos.
2. El récord del mundo: 5,5 segundos . Desde
2013 Mats Valk de Holanda tiene el récord de
velocidad mundial al resolver un cubo en
condiciones de competición en menos tiempo
que nadie.
Este récord se refiere a un cubo individual: fue
un hecho totalmente insólito. Generalmente se
utiliza el promedio de cinco cubo para
contabilizar otro tipo de récords similares,
además de que hay récords para otros estilos
(a ciegas, con una mano e incluso ‘bajo el
agua’) y tipos de cubos. La WCA (World Cube
Association mantiene una lista completa.
3. Un robot más rápido que los humanos
resolviendo el cubo Un montaje robótico
denomionado CubeStormer III, fabricado con
un smartphone Samsung Galaxy S4, un
procesador ARM y piezas de Lego Mindstor
rebajó el récord robótico de resolución del
cubo hasta los 3,253 segundos .
Eso es más rápido de lo que cualquier humano
haya conseguido nunca o vaya a conseguir en
el futuro; se considera una marca inalcanzable
y probablemente será mejorada por robots
más precisos en un futuro cercano.
4. El mayor mosaico, un récord español. Los
aficionados se entretienen con sus cubos
creando mosaicos pixelados a tamaño gigante,
generalmente para promocionar eventos o
simplemente por el placer de batir un récord.
El español Ernesto Fernández tie el récord
al mosaico con cubos de Rubik más grande
del mundo hecho por una sola persona .
Preparó y montó 5.022 cubos girándolos
concienzudamente para que sus ‘píxeles’ estén
correctamente situados. El resultado mostraba
una imagen de Rafa Nadal e Iker Casillas como
parte del Charity Day del Mutua Madrid Open.
5. Cuando hace tiempo se encontró
una vieja cápsula del tiempo de
1984 apareció como uno de los ‘recuerdos
para generaciones futuras’ un cubo de Rubik
entre los diversos objetos.
Completaban la colección otras curiosidades
como unas cintas de casete de los Moody
Blues y el ratón que Steve Jobs utilizaba en su
Apple Lisa. ¿Qué juguete dejaremos para que
las generaciones venideras descubran dentro
de unas cuantas décadas?

Noticias WordPress

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s